General

Principales problemas de salud y seguridad de reptiles

Principales problemas de salud y seguridad de reptiles

La popularidad de los reptiles como mascotas continúa aumentando. A medida que más y más personas traen reptiles a sus hogares, entran en juego varios problemas de salud y seguridad. Una vez que haya adoptado un reptil, usted es responsable de proporcionar un ambiente adecuado y saludable. Investiga a fondo la especie que elijas antes de llevarlo a casa para asegurarte de que tienes lo necesario para vivir con un reptil.

Para ayudarlo a proporcionar el mejor hogar, estos son algunos de los principales problemas de salud y seguridad relacionados con los reptiles.

  • Muy frío. Para los nuevos propietarios de reptiles, los requisitos de temperatura pueden no entenderse completamente. La mayoría de los reptiles no pueden regular la temperatura de su cuerpo sin ayuda externa. Se debe proporcionar el calor adecuado para mantener a su reptil sano y seguro. Sin el calor adecuado, su mascota es muy susceptible a la neumonía y otras enfermedades. Su apetito sufre y muchos no sobreviven.
  • Demasiado caliente. Los reptiles dependen del calor externo para mantener su temperatura corporal. Hay una variedad de métodos utilizados para proporcionar este calor, pero se debe tener cuidado. Las rocas calentadas eléctricamente son populares ya que son fáciles de usar, pero a menudo pueden funcionar mal y no son recomendadas por herperos experimentados. Se han reportado quemaduras severas asociadas con estas rocas. Las bombillas, las luces rojas, las luces calefactoras y los calentadores de cerámica son mejores opciones para proporcionar calor, pero asegúrese de que su recinto de reptiles proporcione áreas que no se calientan. Tu reptil necesita poder escapar del calor. Un gradiente de temperatura debe ser su objetivo.
  • Demasiado seco. Arrojar es una parte importante de la vida de tu reptil. El desprendimiento adecuado requiere humedad y humedad adecuadas. Cuando un reptil se mantiene en un ambiente muy seco, especialmente sin acceso al agua, es probable que ocurra un desprendimiento anormal. Para mantenerlo sano, asegúrese de que su reptil tenga acceso continuo a agua limpia y fresca. Algunas especies incluso requieren nebulización diaria.
  • Demasiado mojado. Proporcionar agua a su reptil es una parte importante del cuidado adecuado, pero demasiada agua puede ser un problema. El exceso de humedad conduce al crecimiento bacteriano, que puede causar problemas rápidamente. Además, un ambiente excesivamente húmedo también puede provocar la aparición de ampollas y otros problemas de la piel. Encontrar el nivel de humedad adecuado no es fácil, pero es muy importante para mantener sano a tu reptil.
  • Saneamiento. La mayoría de los reptiles se mantienen en una jaula. Esta jaula es todo su mundo. Mantenerlo limpio es crucial para mantener la salud de su mascota. Los alimentos y las heces sin comer, deben eliminarse regularmente. También se recomienda enfáticamente un lavado y limpieza periódicos y exhaustivos.
  • Niños. Los reptiles pueden no ser la mejor opción para los niños. Si se determina que su hijo tiene una mascota reptil, tenga en cuenta que usted es el único responsable de mantener al reptil seguro y saludable. Los niños pueden no mantener limpio el entorno del reptil y pueden descuidar alimentarlo adecuadamente una vez que el interés del niño en la mascota comience a disminuir. Es posible que los niños tampoco entiendan que muchos reptiles son bastante frágiles y no disfrutan ser manejados. Las caídas y escapes son comunes cuando los adultos no están allí para supervisar.
  • Manejo. Algunas personas manejarán sus reptiles sin considerar los riesgos potenciales. Los reptiles son bien conocidos por portar la bacteria. Salmonela. Esta bacteria puede causar enfermedades importantes en personas y reptiles. Los reptiles también pueden absorber sustancias del manipulador. Los reptiles pueden absorber los olores, las lociones, los insecticidas, el jabón e incluso el maquillaje en las manos de alguien, lo que puede provocar una enfermedad importante o incluso la muerte. Para mantenerte seguro a ti y a tu reptil, asegúrate de lavarte bien las manos antes y después de tocar a la mascota. O incluso mejor, no lo manejes a menos que debas hacerlo.
  • Productos quimicos La exposición a productos químicos puede tener efectos devastadores en su reptil. Los agentes de limpieza, así como los químicos que pueden estar en tus manos, deben usarse con precaución alrededor de tu reptil. Después de limpiar la jaula, asegúrese de enjuagar bien todos los productos químicos. Incluso puede considerar dejar que la jaula se seque al sol antes de reemplazar su reptil. Y, siempre lávese y enjuague sus manos antes de manipular su herp.
  • Jaulas y mobiliario. La mayoría de los reptiles están confinados a jaulas. Mantener estas jaulas como un refugio seguro requiere un poco de esfuerzo. Asegúrese de que los muebles de la jaula estén asegurados adecuadamente y que no puedan caerse y lastimar a su mascota. Compruebe si hay cristales rotos o bordes afilados. Busque grietas o agujeros que los reptiles determinados puedan encontrar y usar para escapar. Asegúrese de que su reptil no pueda entrar en contacto con bombillas o luces de calefacción. Se pueden producir quemaduras graves. Mantenga una tapa bien cerrada en la jaula para evitar fugas o quemaduras.
  • Mascotas familiares. Pocas casas se limitan solo a reptiles. Muchas veces, los reptiles también comparten sus hogares con perros, gatos y otras mascotas. Sin las precauciones adecuadas, esto puede provocar lesiones graves e incluso la muerte. Los perros y los gatos a menudo encuentran que los reptiles son juguetes irresistibles. No entienden que el reptil no está interesado en jugar y solo quiere que lo dejen solo. Las mordeduras, los rasguños y las lesiones causadas por los temblores son potencialmente mortales. Asegúrese de que su reptil se mantenga alejado de las mascotas de la familia.


    Ver el vídeo: Las 7 teorías conspirativas más perturbadoras del mundo (Junio 2021).