General

Bronconeumonía en pequeños mamíferos

Bronconeumonía en pequeños mamíferos

La bronconeumonía es una inflamación de los bronquios, que son los conductos de aire más grandes que transportan aire hacia y dentro de los pulmones y los pulmones. La bronconeumonía generalmente está relacionada con una infección bacteriana y puede ser causada por muchos tipos diferentes.

La neumonía bacteriana es una causa importante de enfermedad y muerte, especialmente en animales hospitalizados. La ruta de infección suele ser la inhalación, y las bacterias que se transmiten por la sangre son menos comunes y pueden ser muy difíciles de tratar.

El reconocimiento y el tratamiento oportunos de la bronconeumonía son importantes.

De qué mirar

  • Respiración rápida (taquipnea)
  • Dificultad respiratoria
  • Tos productiva
  • Fiebre
  • Depresión
  • Exudados nasales mucopurulentos (fluidos)
  • Anorexia
  • Languidez

    Diagnóstico

    Se necesitan pruebas de diagnóstico para reconocer la bronconeumonía y excluir otras enfermedades. Su veterinario debe realizar una historia clínica completa y un examen físico, incluida una auscultación cuidadosa del corazón y los pulmones. Los sonidos pulmonares a menudo son anormales con un "crujido" en la auscultación cuando su mascota respira profundamente.

    El historial médico puede incluir preguntas sobre la enfermedad o enfermedades previas de su mascota, terapia y respuesta a la terapia, apetito, pérdida de peso, intolerancia a la actividad o al ejercicio, tos y exposición ambiental al polvo, humo y vapores. Otras pruebas pueden incluir:

  • Radiografías de tórax
  • Conteo sanguíneo completo (CBC)
  • Citología de la vía aérea
  • Cultivo (citología de lavado traqueal y cultivo y sensibilidad)

    Otras pruebas pueden incluir:

  • Prueba de gusano del corazón
  • Broncoscopia

    Tratamiento

    La neumonía causa dificultad para respirar y puede ser una afección grave y progresiva. Las mascotas gravemente enfermas pueden requerir hospitalización con oxígeno, líquidos intravenosos, antibióticos y cuidados de apoyo. Las mascotas levemente afectadas que están bien hidratadas y comen adecuadamente pueden ser tratadas como pacientes ambulatorios, pero requerirían seguimientos frecuentes para controlar la progresión de la infección. Los tratamientos para la bronconeumonía pueden incluir uno o más de los siguientes:

  • Antibióticos durante al menos tres semanas o más en espera de resultados clínicos y radiografías.
  • Oxígeno humidificado para animales que tienen problemas para respirar.
  • Un montón de fluidos y calor.
  • Humidificación de la vía aérea para ayudar en la expectoración de secreciones
  • Percusión del tórax (coupage) para ayudar a aflojar y eliminar las secreciones.

    Algunos tratamientos pueden no ser de ayuda y rara vez se usan. Éstos incluyen:

  • Expectorantes como la guaifenesina
  • Terapia broncodilatadora, aunque puede revertir la broncoconstricción irritante y fortalecer el esfuerzo muscular respiratorio en animales disneicos.
  • Supresores de la tos

    Cuidado y prevención en el hogar

    Mantenga a su mascota caliente, seca y adentro, si es posible, y aliéntelo a comer y beber. Evite los supresores de la tos. Haga un seguimiento con su veterinario para exámenes, pruebas de laboratorio y radiografías. Administre cualquier antibiótico recetado por el veterinario.

    No sobre-ejercite a su mascota; permita solo lo que su mascota pueda tolerar. No permita que su mascota se quede sin aliento durante el ejercicio o la actividad.

    No hay recomendaciones específicas para la prevención de la neumonía que no sean eliminar las causas predisponentes. Si su mascota está expuesta al humo, polvo, humos, graneros o polvo de cultivos, estos deben eliminarse. Proporcione las vacunas de rutina recomendadas por su veterinario.