Salud de las mascotas

¿Pueden los perros comer apio?

¿Pueden los perros comer apio?

Los dueños de perros comúnmente se preguntan sobre la toxicidad de los alimentos antes y después de alimentar a sus perros con alimentos humanos. Las preguntas sobre la seguridad de los diferentes alimentos aumentaron después de enterarse de que determinados alimentos son tóxicos, lo que ha recibido mucha cobertura de prensa. Los alimentos más importantes son el chocolate, las uvas y las pasas y la mantequilla de maní. La exposición a los peligros de estos alimentos ha animado a los dueños de mascotas a preguntar sobre verduras como el apio.

Obtenga más información sobre lo que los perros pueden y no pueden comer en este artículo: La guía definitiva sobre lo que los perros no pueden comer.

¿Pueden los perros comer apio?

Los perros a menudo adoran la textura crujiente del apio y pueden disfrutarlo como una merienda saludable. El apio es bajo en calorías y tiene aproximadamente 94 a 95% de agua y es conocido por sus largos tallos verdes y crujientes. El apio es una buena fuente de fibra, ácido fólico, vitamina C, vitamina K, potasio, vitamina A y otros antioxidantes. Muchos nutricionistas humanos aprecian mucho el apio por sus beneficios antiinflamatorios promocionados.

El apio se ha cultivado como vegetal durante siglos. De hecho, hay documentación de guirnaldas de apio en la tumba del faraón Tutankamón (rey Tut que murió en 1323 a. C.). Existen diferentes tipos de apio, incluido el apio silvestre, la raíz de apio y el apio de hoja. Dependiendo del tipo, el tallo, las hojas o la base se pueden comer o usar en la cocina.

El apio se hizo popular en los Estados Unidos a mediados de la década de 1850. En América del Norte, el apio más común es principalmente el cultivar llamado Pascal apio. El tallo se puede comer crudo o incluido en muchos guisos, sopas, ensaladas y como ingrediente común en el aderezo (también conocido como relleno). Las semillas de apio se usan en hierbas medicinales y para hacer sal de apio. La sal de apio se usa en condimentos como los cócteles Bloody Mary o en Old Bay Seasoning.

Para responder a la pregunta, "¿Pueden los perros comer apio?" La respuesta es: "Sí". El apio puede ser un muy buen regalo bajo en calorías para perros con sobrepeso.

Tenga en cuenta: cualquier alimento puede causar molestias gastrointestinales en los perros. Lo que puede no molestar a un perro puede molestar a otro perro. Lo mismo puede suceder en las personas. Algunos alimentos pueden molestar a algunas personas y no a otras.

Los peligros del apio para los perros

Al investigar la seguridad del apio para perros, hay tres consideraciones que afectan el peligro.

  1. Riesgo de asfixia por comer grandes precios del apio o las partes muy sucias. Esto es más común en perros pequeños, pero puede ocurrir en cualquier perro. Algunos perros no son buenos para "masticar" su comida y puede ocurrir el peligro de asfixia.
  2. La pancreatitis o el malestar gastrointestinal pueden ocurrir en perros que no están acostumbrados al apio, incluido el apio que se cocina con condimentos y mantequilla. Demasiado aceite, grasa o condimento puede provocar malestar gastrointestinal o pancreatitis en algunos perros.
  3. La toxicidad puede ocurrir cuando el apio se alimenta a los perros con mantequilla de maní que contiene el ingrediente tóxico xilitol. Obtenga más información sobre la toxicidad de la mantequilla de maní en perros.

Sin embargo, tenga en cuenta que el hecho de que su perro pueda comer un pequeño trozo ocasional de apio no sugiere que sea seguro darle su ensalada o comida sobrante. Por ejemplo, las ensaladas o ensaladas de pollo que incluyen apio también pueden incluir ingredientes adicionales, como cebollas, ajo o incluso pasas, que pueden ser tóxicos. Sin embargo, generalmente está bien darle a su perro un trozo de apio.

¿Los perros necesitan apio?

No hay nada en el apio que requieran los perros. Lo que los perros necesitan es un alimento para perros aprobado por AAFCO de alta calidad. Aprenda más sobre lo que los perros requieren en su dieta con este artículo: Nutrición en perros.

La forma más segura de dar apio a los perros

La forma más segura y saludable de darle apio a su perro es darle pequeños trozos de apio recién cortado o cocido. Asegúrese de que el apio se lave a fondo para eliminar los pesticidas, fertilizantes y posibles contaminantes como E. coli o listeria. El apio cocido es una opción saludable y mejor cuando no está sazonado y al vapor. El exceso de mantequilla o condimento puede causar malestar gastrointestinal en algunos perros.

Si su perro muestra algún signo de enfermedad después de comer apio, llame a su veterinario o a la clínica de emergencias veterinaria más cercana de inmediato.

¿Pueden los perros ser alérgicos al apio?

Aunque es poco común, los perros pueden ser alérgicos al apio. En los humanos, las alergias al apio pueden causar reacciones alérgicas graves que pueden ser fatales. Parece que el alergeno en el apio no se destruye al cocinar. Otras alergias alimentarias son más comunes en perros como el pollo y la carne de res. Las alergias alimentarias en perros pueden causar infecciones de la piel y / o problemas gastrointestinales.

Artículos adicionales que pueden ser de interés sobre Can Dogs Eat Aplery: