Salud de las mascotas

Cómo evitar que su gato sangra

Cómo evitar que su gato sangra

El sangrado en los gatos puede ser por heridas superficiales o indicativo de un problema mayor, y a menudo justifica un viaje a su veterinario. De cualquier manera, es mejor determinar la fuente del sangrado de su gato y elaborar una estrategia para una solución temporal mientras se dirige a la sala de emergencias.

¿Qué causa el sangrado en los gatos?

Las áreas comunes para el sangrado en gatos y las posibles causas incluyen las siguientes:

  • Sangrado de la piel. El sangrado de la piel es comúnmente causado por una herida por mordedura, pero también puede ser una laceración, infección de la piel o ser causada por picazón excesiva.
  • Sangrado oral La sangre en la baba de su gato o en cualquier parte de la cavidad oral puede ser el resultado de una infección, un diente malo, trauma, ulceración o un problema subyacente de coagulación de la sangre.
  • Sangrado urinario. La orina con sangre puede ser causada por una enfermedad felina del tracto urinario (también conocida como cistitis idiopática felina), infección del tracto urinario, cáncer de vejiga, trauma o debido a una anomalía en la coagulación.
  • Sangrado vaginal o uterino. El sangrado vaginal puede ser causado por un ciclo de calor normal, una infección uterina (también llamada piometra), un traumatismo o una anomalía en la coagulación.
  • Hemorragia nasal. Una hemorragia nasal en un gato puede ser causada por un trauma, un tumor en la cavidad nasal o una infección. Otra posible causa es una infección de la vía aérea superior, que es muy común en los gatos.
  • Vómitos de sangre. La sangre en el vómito de su gato puede ser el resultado de la sangre en el tracto intestinal de un tumor, la ingestión de material extraño, la anormalidad de la coagulación o la ingestión de sangre.
  • Heces con sangre. La sangre en un movimiento intestinal puede ser causada por una hemorragia en el tracto intestinal por un tumor, infección, un cuerpo extraño gastrointestinal o enfermedad inflamatoria (comúnmente enfermedad inflamatoria intestinal).
  • Sangrado rectal. El sangrado del área rectal puede ser causado por una glándula anal infectada o rota, un tumor, una infección o una enfermedad inflamatoria.
  • Sangrado en la cavidad torácica. La hemorragia en la cavidad torácica suele ser causada por traumatismo o exposición a toxinas a elementos como el rodenticida.
  • Sangrado alrededor del corazón. El sangrado alrededor del corazón, también conocido como "derrame pericárdico", es causado por una enfermedad cardíaca, cáncer, anomalías en la coagulación o de origen desconocido.
  • Sangrado en la cavidad abdominal. La hemorragia en la cavidad abdominal suele ser causada por un traumatismo, como ser golpeado por un automóvil o por la exposición a toxinas, como la ingestión de un rodenticida, que causa sangrado.
  • Sangrado ocular La sangre dentro o alrededor del ojo puede ser causada por una lesión, una herida por mordedura, cáncer o infección.

Consejos sobre cómo detener el sangrado en los gatos

La capacidad de detener el sangrado en los gatos depende de la ubicación de la herida y la causa subyacente del sangrado.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudar:

  • Sangrado de la piel. Un pequeño rasguño que causa sangrado puede tratarse limpiando suavemente el área con agua tibia y jabón y ungüento antibiótico. Una herida por mordedura requerirá cuidado de la herida que consiste en limpiar, afeitarse el cabello y colocar un absceso, si se ha formado, medicamentos para el dolor y antibióticos. Las laceraciones más profundas pueden requerir suturas. Si su gato tiene una herida profunda, aplique presión suavemente con una toalla limpia y busque asistencia veterinaria.
  • Sangrado abdominal o de la cavidad torácica. El sangrado cavitario no se puede tratar en casa y requiere atención veterinaria inmediata. Los signos pueden incluir encías pálidas, letargo, debilidad, aumento del esfuerzo respiratorio y abdomen distendido. El tratamiento dependerá de la causa subyacente y puede incluir una transfusión de sangre o cirugía.
  • Hemorragia nasal. Si su gato tiene una hemorragia nasal, trate de mantenerlo tranquilo y calmado mientras busca atención veterinaria. El tratamiento estará determinado por la causa subyacente. Si su gato tiene un corte en la nariz, el sangrado debe detenerse con el tiempo. Los gatos con infecciones o tumores a menudo seguirán teniendo sangrado intermitente, y las infecciones se pueden tratar con antibióticos. El sangrado a veces solo se nota cuando su gato estornuda y puede ser común en gatos con infecciones graves del tracto respiratorio superior.
  • Sangrado urinario. Si nota sangre en la orina de su gato, llame a su veterinario, especialmente si tiene un gato macho. Los gatos machos son propensos a la obstrucción urinaria secundaria a la cistitis idiopática felina y la orina con sangre puede ser el primer signo de una obstrucción urinaria. Es una emergencia médica si su gato no puede vaciar completamente su vejiga y siente dolor.
  • Sangrado rectal. Si es posible, examine el área rectal para ver de dónde proviene la sangre de su gato. Puede ser difícil determinar si la sangre realmente proviene del recto o de un área cercana. En cualquier caso, lo mejor que puede hacer es que su veterinario evalúe a su gato.
  • Vómitos con sangre o diarrea. Existen causas potencialmente graves e incluso mortales de vómitos con sangre o diarrea. Busque tratamiento veterinario de inmediato.
  • Hematomas en la piel. Un hematoma leve por una lesión puede tratarse con tiempo, pero no puede doler presentar la herida a su veterinario.